Imagen

Innovar en un festival de pequeñas historias.

creabinars.org invita al Festival Internacional de Cortometrajes de Elx a hablar de innovación, transformación digital y futuro de la industria audiovisual.

En Creabinars, hemos invitado al séptimo arte, concretamente a un festival de cine que se ha caracterizado por ser una ventana abierta para el cortometraje, un formato de iniciación para la mayoría de jóvenes cineastas, en el que prolifera la creación autodidacta, y donde gracias a la tecnología se ha ejercido un constante renacer de lenguajes, géneros e historias.

Uno de los problemas a los que se enfrentan los cortometrajistas es la ausencia de un mercado definido para estas obras. Son aún pocos los circuitos de exhibición comercial de cortometrajes, es por esto que, los concursos y festivales de este género son uno de sus soportes más queridos y necesarios para llegar al público.

En este monento, Internet está suponiendo cada vez más una plataforma de difusión del cortometraje. De hecho, el cortometraje se ha convertido en uno de los formatos que mejor se adapta a Internet, Por otra parte, el desarrollo vivido por el cortometraje con la aparición de las nuevas tecnologías ha servido para que guionistas, directores, actores y productores de este tipo de obras hayan posicionado sus cortos como un género independiente del largometraje y lo hayan desvinculado de la idea de que estas obras son un rito necesario hacia las películas de larga duración.

En esta conversación hablaremos con Josep María Pallarés, uno de los responsables del Festival Internacional de Cine Independiente de Elche, organizado por la Fundación  Mediterráneo,  Festival que tiene como objetivo principal ofrecer un espacio cultural a realizadores y aficionados al cine, que da muestra de una evolución y vitalidad extraordinaria.

Este evento anual, que supone un compromiso constante por  el  respaldo a los valores emergentes del séptimo arte, ha hecho un  esfuerzo por apostar por la innovación, la conversación del público con los autores y la eliminación de barreras tecnológicas a la hora de concursar y votar, por lo que como hub creativo digital, queremos presentarlo como ejemplo de gestión cultural  transformadora. 

Como dato significativo: en 2019, el FICIE contó con una participación de 5.327 cortometrajes procedentes de 120 países sumando cerca de 1.400 minutos de proyecciones en la Sección Oficial. Cifras que muestran la madurez de este , convirtiéndolo en uno de los más relevantes también en su segmento en la escena internacional. Esta alta participación  responde a la fácil accesibilidad de la convocatoria del FICIE, tanto por su gratuidad (sin cuota de inscripción, manteniendo la esencia con la cual se creó) como por su amplio abanico de categorías.

Buena muestra también lo acredita la colaboración que el Festival va ampliando con el sector universitario y las escuelas de cine, así como las temáticas que cada edición van sucediendo en clave de hilo conductor, profundizando en aspectos profesionales del cine como lo fue la ed. de 2019 en la que el lema gravitó entorno a los oficios del cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s