LA GESTIÓN CULTURAL ¿HACIA LA PRECARIZACIÓN O HACIA LA CONSOLIDACIÓN? / Web

EXTRACTO DEL ARTíCULO DE JUAN ANTONIO GALLART PARA ECONOMíA3

https://economia3.com/2020/08/20/277193-gestion-cultural-hacia-precarizacion-consolidacion/

El pasado día 24 de julio tuvo lugar en el Centre del Carme Cultura Contemporània la presentación del informe elaborado por Econcult Análisis del impacto de la Covid-19 sobre el sector cultural, un trabajo dirigido por el investigador de la Universitat de València Raúl Abeledo. En él, la mitad de los encuestados preveían pérdidas mayores del 75% en sus ingresos durante el segundo trimestre. El informe extraía como conclusión principal “dos escenarios posibles: uno caracterizado por la pérdida de autonomía del sector cultural y un aumento de la precarización o un escenario en el que la cultura se sitúe como un derecho básico de la ciudadanía”. Uno de los factores de los que dependerá que el futuro se decante por un escenario u otro es “la capacidad de vertebración sectorial y movilización de los agentes y organizaciones culturales”.

A pesar de lo que pueda parecer, el ámbito cultural no depende sólo de la calidad artística de quienes protagonizan pantallas, escenarios o galerías de arte. No podríamos disfrutar de ellos si no existiera detrás un sector que parecía vivir un notable crecimiento, a base de coraje, antes del desastre: nos referimos a las micropymes de gestión cultural, tan poco conocidas por el público general, incluso por el asiduo a la cultura. Hemos querido realizar un pequeño acercamiento a ellas a través de cuatro empresas de pura actividad transversal: a+, Soluciones CulturalesLavisible, agencia de comunicación y coordinación de proyectos; la Asociación para el Fomento de la Economía Creativa, Viver Creatiu; y la agencia de comunicación y marketing Mercacine.

Por su parte, Xavier Ferrer es consultor en economía creativa y curador en cultura digital. Trabajó durante cinco años en la Universidad Nacional Autónoma de México y, a principios de 2019, fundó la plataforma Viver Creatiu bajo una mirada global y con características singulares. “Es una asociación profesional sin ánimo de lucro que tiene como objetivo principal el impulso de los sectores creativos, su defensa y visualización. La iniciativa vino de la mano de constatar la inexistencia de un debate público en España respecto a las industrias creativas y culturales. Desconocimiento que afecta a la, cada vez más evidente, importancia estratégica de la economía creativa”.

Como contraste, cita el ejemplo de Gran Bretaña: “El British Council, como organismo de estado, articula todo el sector. Los británicos son muy conscientes de su peso económico (un 6% del PIB actual), de su potencial de crecimiento futuro en términos de empleo estable y de calidad” . Y constata el alcance de su proyecto con la mirada puesta en Latinoamérica: “Viver Creatiu, ha adoptado forma de hub creativo digital con la denominación Creabinars, asumiendo que nuestro espacio natural es Latinoamérica, un potencial mercado de más de 500 millones de personas nativas en español.

Hemos abierto recientemente nuestras delegaciones en México y Argentina y enfocado nuestros objetivos al intercambio, internacionalización, formación, digitalización, difusión de la innovación y consultoría  para universidades, industrias y gobiernos”. Así, “recientemente, la Unesco reconoció a Creabinars, como el primer centro creativo digital en español” y lo incluyó en la iniciativa mundial #Resiliart“una estrategia para hacer de la cultura y creatividad uno de los factores claves del desarrollo económico sostenible”.

Una apelación al encendido de luces largas que recoge Xavier Ferrer: “El sector audiovisual en general, saldrá muy reforzado invadiendo todo el espectro. Lo transmediático será el inmediato futuro, viene una era de creatividad inmersiva, realidad virtual y aumentada, podcast, audiolibros, videolibros, streaming on voice demand, y eso supondrá un cambio necesario”. En otras palabras: “La industria de la interactividad y del entretenimiento tienen un largo futuro, veremos cómo se irán transformando para mejorar nuestra calidad de vida”.

El Viver Creatiu, de Xavier Ferrer no pierde de vista lo que pasa en el exterior y subraya el carácter propio de esta crisis como un avance hacia la famosa economía limpia y sostenible que -lógicamente, viniendo de donde venimos- tanto cuesta asentar:  “La economía mundial es consecuencia de un modelo agotado, la lógica del consumo infinito e irresponsable ya no es aceptable. Las industrias con futuro son circulares y no contaminantes, es lo que deja claro esta pandemia. En ese sentido, las industrias creativas y culturales son un nicho de oportunidad ilimitada. Gran Bretaña calcula crear 1 millón de puestos de trabajo en nuestras industrias con un impacto correlativo en el PIB en los próximos cuatro años. Las expectativas de crecimiento en estos sectores son muy altas, solo es cuestión de quitarse el velo de los ojos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s